suponer es un habito destructivo

Suponer es un hábito muy destructivo

Suponer es un hábito muy destructivo. El  hábito de suponer puede dañar relaciones y enrarecer los ambientes de convivencia de las personas sin necesidad de que sucedan muchas cosas. Todo pasa en la mente del que supone, todo es una verdad para este. Suponer es un hábito que te desvía de la propia realidad.

Suponer es un hábito destructivo ¿Lo tienes?

¿Eres de las personas que supones? Suponer es un hábito sumamente dañino para nuestra paz mental. Implica dar por cierto algún hecho o idea, sin hacer lo necesario para constatarlo. Todo sucede en nuestra mente, asumimos cosas respecto a otros y hasta las afirmamos con tal seguridad, como si fuésemos completamente conocedores de las intenciones del otro. Incluso, podemos llegar a caer en el juicio temerario. De esta forma, sufrimos, nos torturamos y hacemos toda una «novela mental» en la cual, las conclusiones nunca suelen ser buenas:

  • Supongo que tal persona está pensando esto
  • Aseguro que tuvo la intención de dañarme cuando hizo aquello
  • Me molesto porque alguien no hizo lo que se «suponía» que debía hacer, aún sin habérselo pedido.

Estas son algunas cosas que establecemos como verdades, elucubraciones de nuestra mente que, usualmente, sitúan al otro como villano y a mí como la víctima. Suponer es un hábito que nos hace caer en el error de juzgar las intenciones del otro sin siquiera validar si estamos en lo cierto. Hasta los refranes populares nos invitan a eso. Se nos ha enseñado: «piensa mal y acertarás». Es por ello que, el hábito de suponer, puede traernos consecuencias graves a nuestras relaciones.

Lo cierto es que, Suponer es un hábito que trae muchos conflictos, malos entendidos, frustraciones y decepciones innecesarias. Es por ello que hoy te invito a mirar tus pensamientos y darte cuenta qué tan frecuentemente supones cosas.

Cambiemos el hábito de suponer, por la costumbre de preguntar

  • Si hoy tu pareja está de mal humor, en vez de asumir que tiene que ver contigo, pregúntale ¿Qué te tiene de mal genio?
  • Si quieres que tu hijo haga algo en casa, en vez de suponer que debería saberlo, ¿Qué tal si se lo pides y te cercioras que se entere que es responsable de hacerlo?
  • Si quieres que tu pareja recuerde de un aniversario o fecha importante, ¿Qué tal si unos días antes se lo dices, le comunicas que es importante para ti y le pides hacer algo diferente?

Suponer es un hábito muy poco sano para nosotros y nuestras relaciones, es un comportamiento cómodo, que contiene disfrazada la soberbia de creer que tengo la verdad absoluta de cómo deberían ser las cosas y, además me aleja de la realidad y la cordura. No necesito esto para mi vida, me enferma y me trae problemas. Puedo escoger una conducta más sana.

Hoy me propongo dejar de suponer y sustituyo ese mal hábito por preguntar, solicitar y comunicarme honestamente con quienes me rodean

  • ¿Qué tan frecuentemente haces suposiciones?
  • ¿Prefieres que quienes te rodean supongan que harás algo o que te lo pidan?
  • ¿Te ha traído dolor y sufrimiento suponer cosas?

Comparte en las redes sociales

shares